Google desarrollará versión censurada de su buscador para el uso de China

Se presume que el coloso tecnológico Google ha decidido relanzar una versión de su buscador que atienda a las políticas de censura del contenido exigidas por la legislación China. Esta noticia sin constatar se ha filtrado a través de la revista electrónica The intercept.

Si acaso resultara ser cierta la información que se maneja actualmente, Google volvería al país asiático con más de 750 millones de cibernautas.

La corporación estaría trabajando por generar una adaptación del buscador para teléfonos inteligentes pues la versión anterior fue suspendida en el 2010 cuando Google expresó su negativa a la posibilidad de autocensurarse.

La información que será automáticamente bloqueada por la nueva edición debe estar relacionada con protestas pacíficas, religión y derechos humanos según una lista de censura publicada por el gobierno.

Se estima que la empresa está abordando el proyecto desde 2017 bajo el nombre cifrado de Dragonfly (Libélula). La labor se habría apresurado después de que el consejero delegado de Google e importantes miembros del gobierno chino se reunieron.

Se espera la finalización de la iniciativa dentro de los próximos seis meses, máximo nueve, si el gobierno pone demasiados obstáculos.

La censura no se limita solo a Google, China se ha dedicado a controlar de manera rotunda a varias corporaciones importantes como Twitter, Facebook, Instagram y Youtube.

De hecho, en algunas ocasiones, las autoridades han solicitado a las empresas de tecnología llevar un registro de los usuarios en servidores dentro de China. En vista del peligro que puede representar el desacato a la norma, Microsoft, LinkedIn y Apple aceptaron.

Aunque el China Securities Daily ha contrariado la información que circula por las redes, un empleado de la agencia de noticias inglesa Ruters ha asegurado que Google ha estado negociando con la Administración del Ciberespacio China (CAC) sobre un plan de modificación del buscador.