La aprobación de la ley de la nube causa polémica en USA

El 23 de marzo se aprobó una nueva ley en Estados Unidos conocida como Cloud Act o Ley de la nube que, desde entonces, ha causado un gran revuelo, pues se presume que dicha propuesta legislativa atenta contra la privacidad de los implicados.

¿De qué se trata la Cloud Act?

Es una normativa que en sus siglas inglesas significa Ley Aclaratoria del Uso Legal de Datos en el Extranjero. La finalidad que persigue es actualizar las leyes de privacidad y vigilancia en la web que no habían sido revisadas en mucho tiempo, unas de ellas desde 1984.

Uno de los problemas que plantea la aprobación de la ley es que esta permite que las autoridades norteamericanas tengan injerencia en asuntos de seguridad fuera de su jurisdicción, pudiendo exigir datos privados de corporaciones ajenas al país.

Por ejemplo, el país del norte puede solicitar, bajo el amparo de esta ley, que corporaciones tecnológicas como Facebook les den acceso a registros resguardados fuera de los Estados Unidos para abrir cualquier investigación que las autoridades consideren necesarias, tal como sucedió en el 2008 cuando se solicitaron 4000 datos de empresas europeas.

Esta licencia entra en contradicción con el artículo 46 y 48 del Reglamento General de Protección de Datos, en el que se contempla que las organizaciones extranjeras podrán proporcionar sus datos sólo si dicho procedimiento jurídico se encontrase enmarcado en un convenio internacional, como por ejemplo un tratado de asistencia legal entre las partes.

Asimismo, la Ley de la nube va en contra del Privacy Shield o Escudo de Privacidad, un acuerdo entre Estados Unidos y la Unión Europea que podría ser disuelto frente a las implicaciones de posible violación de privacidad de los ciudadanos europeos.

Algunas fuentes afirman que la Cloud Act podría usarse como represalia hacia los países europeos, a los cuales Trump ha catalogado como enemigos comerciales.